martes, 28 de abril de 2015

Cerveza de Austria

La cerveza tiene gran tradición en Austria, fue la capital de la cerveza en el Imperio Austro-húngaro.
En Austria se producen buenas cervezas desde hace 150 años. Las más populares se elaboran en la cervecera Gösser en Estiria: la suave Gösser Gold, la fuerte Gösser Spezial y la negra y dulce Gösser Stiftsbräu.
Adam Shank&Rank es una de las fábricas más antiguas ,originaria de Schwechat (Baja Austria),produce varias cervezas claras y una cerveza adelgazante (o eso dicen).
En Viena se bebe mucho la Gold Fassl, una cerveza clara y dulce elaborada en el distrito de Ottakring, aunque también son populares las cervezas de trigo estilo bávaro, como la Wiezengold.
La cerveza sin alcohol más conocida es la Null Komma Josef.

Las cervezas más comerciales son la Gösser, la Egger y la Stiegl.

Es esta última cerveza la que he probado y os voy a contar mis notas de cata.

 
 
La cerveza Stiegl es producida en Salzburgo, es un símbolo en esta ciudad. La fábrica de cerveza tiene un restaurante localizado en el centro de la ciudad de Salzburgo, junto a las escaleras que suben a la fortaleza "Festung Hohensalzburg", de ahí mismo viene el nombre de esta cerveza ya que Stiegl significa escaleras.
Ya en 1650 Stiegl fue la mayor fábrica de cerveza de Salzburgo.
 
Esta es su web por si queréis saber más de la marca:


Notas de cata
 
La composición de esta cerveza es de Agua, malta de cebada y lúpulo. 
Tiene un 4.9% de alcohol.

Apariencia
Es una cerveza cristalina y brillante de un color dorado parecido a la miel, no tiene demasiado desprendimiento de gas. No se ven restos sólidos.
La espuma no es muy espesa, es cremosa , de color crema y ligera, no tiene demasiada consistencia y los poros de gas que se forman en su superficie son pequeñitos.

Olor
No se nota el alcohol y tiene un olor bastante agradable ya que desprende aromas a frutas tropicales como la piña o mango, también recuerda a la miel ,flores y plátano.
Lo que más predomina es el olor floral.

Gusto
No es alcohólica, es bastante amarga y el sabor a lúpulo encubre el resto de sabores, es algo ácida también.
Su sabor trae un recuerdo al regaliz. Tiene un cuerpo medio.
En garganta es bastante suave y te deja un sabor final en la boca igual al que te deja el pan.

Conclusión
Lo que más me ha gustado es su olor, su sabor no está mal, yo la calificaría de suave y con un amargor aceptable.

 
Austria

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada