sábado, 28 de diciembre de 2013

Makrouts al horno

Este postre recibe los nombres de macroude, makrodh o makrout y es típico no sólo de Argelia, también de Marruecos ,Libia y Túnez.
En Argelia hay 3 tipos de Makrouts, 2 con almendras y 1 con dátiles. Los makrout que os traigo hoy son rellenos de dátiles,tienen sus orígenes en los oasis de Mzab a las puertas del Sáhara Argelino, los hacen frito o al horno, los que os presento aquí son al horno.

Así es como quedan:

Makrout al horno


Ingredientes (Para unos 100 pastelitos)

Para la Masa:
  • 1 Kg de sémola de trigo (tamaño cuscús medio).
  • 250 g de sémola de trigo fina.
  • 400 g de mantequilla. (Los argelinos usan ghee o mantequilla clarificada).
  • 1 taza de agua.
  • Una pizca de sal (media cucharita de té).
  • 2 cucharadas soperas de agua de azahar.
  • 200 g de miel y 3 cucharadas soperas de agua de azahar (Para bañar los pastelitos al final).
  • Film transparente.

Para el relleno:
  • 500 g de pasta de dátiles. (Se puede comprar ya hecha o comprar dátiles, quitarles la pepita y formar la masa).
  • 1  cuchara de postre de canela.
  • 1 cuchara de postre de clavo molido.
  • 1 cucharada sopera de agua de azahar.
  • 2 cucharadas de miel o de mantequilla (optativo si la pasta, con lo anterior no es manejable a mi no me ha hecho falta).


Preparación

1.      Hacer trocitos de la pasta de dátiles y mezclarla con el resto de ingredientes en un bol (agua de azahar, canela, clavo).
2.      Mezclarlo todo con las manos e ir amasando hasta que se consiga una masa uniforme ,blandita y manejable; tiene que quedar con esta textura: si la aplastamos con un dedo debe de quedar la forma marcada la forma del dedo.
3.      Cogemos trozos de un tamaño  manejable de la pasta de dátiles y sobre una encimera amasamos para formar un cilindro (o varios cilindros como en la foto) y apartamos.


4.      Ahora prepararemos la masa exterior de los pastelitos, en un bol grande echamos las dos sémolas y la sal, las mezclamos con las manos.
5.      Calentamos la mantequilla en una cazuela hasta que quede líquida.
6.      Quitamos la capa blanca de arriba de la mantequilla para tener una mantequilla clarificada y se parezca más a la mantequilla que usan los argelinos (ghee).


7.      Echamos la mantequilla sobre el bol con las sémolas mezclamos bien, con una cuchara de madera al principio por que está caliente y con las manos después hasta que la sémola absorba toda la mantequilla.

8.      Lo dejamos reposar como una hora para que la sémola absorba bien la mantequilla.
9.      Echamos el agua de azahar y seguimos amasando.
10.   Echamos agua tibia poco a poco y vamos amasando con las manos hasta que consigamos una masa compacta pero manejable, tiene que quedar de forma que, al igual que la pasta de dátiles, al apoyar un dedo quede así:



Hay que tener paciencia, aunque parezca que no, al ir añadiendo agua, la pasta se hace cada vez más compacta. Yo eché en total como 1 litro de agua.

11.   Envolver  la masa en papel film transparente y dejar  reposar 30 minutos.

12.   Ahora preparamos los pastelitos:  extendemos la masa en un cuadrado de un centímetro de espesor, y hacemos un surco en el medio:

13.   En ese surco ponemos la pasta de dátiles.

14.   y cerramos envolviendo la pasta de dátiles.



15.   En una encimera rodamos la masa hasta que quede un cilindro:

16.   Aplanamos un poco el cilindro y lo vamos cortando a lo largo en rombos, (serán los pastelitos).
17.   Con un cuchillo hacemos unas marca en los pastelitos para que queden adornados con un dibujo:



18.   Colocamos los pastelitos en una bandeja de horno, hay que colocarlos pegados unos a otros, para que la parte del relleno no quede expuesta al horno.

19.   precalentamos el horno a 180 grados centígrados.
20.   Metemos la bandeja en el horno con fuego por arriba y por abajo a 180 grados durante 10 o 20 minutos, tienen que dorarse un poquito solo, para que no se endurezcan.
21.   Mientras tenemos los pastelitos en el horno preparamos un baño de miel, echamos la miel en una cazuela con tres cucharadas de agua de azahar y calentamos la mezcla para mantenerla tibia.

22.   A la salida del horno metemos los pastelitos en la miel, bañándolos varios minutos por cada lado.
        23.  Los dejamos secar en un colador para que caiga la miel sobrante y ya están:
Makrout al horno

Mis comentarios a la receta

 

Las cantidades empleadas dan para muchos pastelitos, con la cuarta parte habría sido suficiente, pero como pueden durar unas dos semanas en un recipiente bien cerradas y en el frigorífico, no hay problema. Son un sabor diferente debido a las especias, y he comprobado que al pasar los días están más buenos que al principio. Es mejor no pasarse con las especias ya que no estamos acostumbrados al clavo en los dulces, pero sí echar un poquito para conocer el sabor típico de los pastelitos además hay que tener en cuenta que no se necesita nada de azúcar, los dátiles y la miel ya lo endulzan suficientemente.

 

Dónde comprar los ingredientes

Tanto la sémola como el agua de azahar se pueden comprar en cualquier supermercado o en las tiendas que rodean la Mezquita de la M-30 en Madrid. (Calle Antonio Calvo).
 
 
 
Argelia

3 comentarios:

  1. Une pâtisserie que j'aime beaucoup.
    Je t'en pique un à savourer tranquillement.
    A bientôt

    ResponderEliminar
  2. vim agradecer sua visita tb gostei mt do seu blog mt bonito gostei mt desta sugestao humm bjs bom ano bd

    ResponderEliminar
  3. Podrías contar la historia de como se creó este dulce? Me interesa mucho. Gracias!

    ResponderEliminar

Alquila Coche en tus Viajes

Current_Promotion_ES_500x500

Viaja

Lanzarote 5 noches 728x90

Tus Vuelos Baratos

Busca y compara entre miles de vuelos