sábado, 23 de julio de 2016

Restaurante Kim bu Mbu

Nos toca probar un restaurante Africano en Madrid, hoy os presento mi experiencia en el Kim bu Mbu.

Restaurante Kim bu Mbu

Este restaurante se encuentra en el barrio de Chueca, su dueño es un egipcio llamado Gamal Saleh.
Gamal llegó a España hace unos 26 años para estudiar filología hispánica  y posteriormente se hizo profesor de una academia de idiomas. Su principal problema era encontrar sitios donde pudiera comer cocina de su tierra a precio asequible y es cuando se le ocurrió abrir el restaurante 'La Cocina del Desierto' junto con un amigo suyo español , eran grandes amantes de la cocina pero no conocían el mundo de la hostelería; aún así poco a poco fueron preparando una buena carta para su restaurante, tuvieron tanto éxito que a los cinco años abrieron el restaurante 'Arabia' . Hace unos 10 años decidieron abrir el restaurante Kim bu Mbu , éste especializado en comida subsahariana, con platos sobretodo de Sudáfrica pero también de otros países africanos como Senegal, Congo, Camerún, Etiopía, Ghana... es un buen restaurante para hacerse una idea del tipo de cocina Africana.


El restaurante consta de tres salas pequeñas con una cabida de unas 16 personas cada una.
La decoración está muy bien conseguida y es muy original, simula una casa de Mali. Tiene muchas esculturas tipo africano que consiguen que te transportes a ese continente.




Las mesas son muy originales en su diseño



Son oscuras y rectangulares ,con las sillas que se acoplan perfectamente dentro de la mesa, además se puede guardar dentro de ellas el bolso o alguna chaqueta que lleves.
No hay manteles, usan esterillas a modo de mantel individual.
El aspecto del restaurante es limpio y es bastante tranquilo.

Hay música ambiente africana lo que hace que te metas aún más en un ambiente africano.

El servicio es correcto aunque no supieron explicarme de qué país era cada plato, sólo me dijeron algunos. No llevaban ningún tipo de uniforme.

Los platos que se sirven los suelen colocar al centro.
La cantidad en cada plato me parece abundante, todas las raciones son mejor para compartir. Esta es la carta.


Hay también un menú degustación, yo opté por platos de la carta porque los menús degustación me parecen demasiada comida.


La comida la acompañan con pan estilo pita que estaba muy sabroso:



Estos son los platos que probamos:

Futari: Un plato típico de África oriental, está hecho a base de calabaza encebollada, boniato y leche de coco, con el toque especial de semillas de sésamo. Estaba riquísimo, es el plato que más me gustó, la leche de coco con la calabaza quedan perfectas, un sabor especial.



Croquetas de pescado en salsa de berenjenas: Unas croquetas algo diferentes a las que estoy acostumbrada, tenían bastante relleno y la salsa de berenjenas muy rica, en este plato también añadieron semillas de sésamo.




Gambas con mango y batata dulce: Una combinación también sabrosa, ¡Con semillas de sésamo también!.



Almejas con cacahuetes y espinacas: Este plato es el que menos me gustó, los cacahuetes me parecieron demasiado duros y demasiado tostados para comerlos junto con las espinacas y almejas, el conjunto no tenía un sabor rico.
Más semillas de sésamo, parecen el toque especial del restaurante...


Estos fueron los postres que me parecieron bastante originales:
Montaña: Una crema de mango suave, fina y muy rica.

Bolitas de Piña: Piña natural acompañada de bolitas de piña y coco, además lleva chocolate espolvoreado, es una delicia mezclar la piña con el chocolate y las bolitas me sorprendieron bastante con su sabor.



La relación calidad/precio me parece bastante buena, el menú  que os he contado más agua como bebida salió a unos 20 €uros por persona.

La experiencia ha sido positiva, una decoración que merece la pena ver, unos platos originales, sabrosos y buen precio.

Como colmo de originalidad están los baños, están limpios y no les falta de nada. Pero consiguen ser a su vez muy simples y sorprendentes...son totalmente africanos:




 Lo más difícil en ellos es saber cuál corresponde a hombres y cuál a mujeres, hay que fijarse muy bien en las figuritas de estilo africano de la puerta:


El restaurante se encuentra en la calle Colmenares 7  de Madrid, cerca del metro de Chueca. No tiene página web y su teléfono de reservas es: 915212681.


1 comentario:

  1. La comida africana es de las más desconocidas por mi parte. Me ha encantado esta entrada y me apunto el restaurante para cuando vayamos a Madrid

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar

Alquila Coche en tus Viajes

Current_Promotion_ES_500x500

Viaja

Lanzarote 5 noches 728x90

Tus Vuelos Baratos

Busca y compara entre miles de vuelos