sábado, 28 de noviembre de 2015

Restaurante Esfahan

Este es un restaurante Persa que se encuentra en el Centro de Madrid, en la calle San Bernardino 1.
El nombre del restaurante hace referencia a una bella ciudad a 340 Km al Sur de Teherán, la capital de Irán.

Restaurante Esfahan


El local consta de 2 salones, con mesas pequeñas, pero acogedoras.
Las sillas son cómodas.
Las paredes están repletas de cuadros y adornos todos haciendo referencia a la cultura Persa.
La parte inferior de las paredes está adornada con alfombras.
Todo el decorado, junto con la música ambiente te transporta a Irán.



En las mesas hay manteles de tela que están limpios, en general el aspecto del local es limpio.

En el servicio son muy atentos, el camarero era Español, pero había trabajadores de Irán.
Todos muy amables y atentos a las necesidades de los comensales, el día que fui no había demasiada gente en el local.
Las raciones son bastante grandes, con una ración pueden comer dos personas perfectamente , pero si quieres probar varias cosas pídelas y si te sobra te las puedes llevar a casa.

El restaurante además prepara comida para llevar.
En general se puede decir que la comida está muy rica y además es servida en fuentes con muy buen gusto.
Facilitando además el que se puedan compartir los platos sin complicaciones.
Es más, pedimos una sopa para una persona y se ofrecieron a traernos la ración de sopa repartida en dos platos para que pudiéramos probarlo las dos comensales.

Este detalle me gustó bastante, como también cuando viendo que se nos quedaba comida en las fuentes (por ser tan grandes las raciones) nos la ofrecieron para llevar a casa, y por supuesto nos la llevamos, para poder seguir disfrutando en otro momento de la cocina Persa.

En la carta se pueden encontrar platos típicos de esta cocina como los dolmas (arroz con carne envueltos en hojas de parra o col), koftas (albóndigas),hummus (pasta de garbanzos) o mottabal (pasta de berenjenas), también hay bastantes platos de cordero y arroces al estilo persa, sin olvidar los ricos postres como baclavas y platos sólo de la gastronomía de Irán que os animo a descubrir.
Paso a contaros mi experiencia con cada plato que pedimos:

Para beber ofrecen tés de Irán pero también se puede probar el Dugh que es una bebida iraní muy típica hecha a base de yogurt, hierbabuena y otras hierbas aromáticas, es muy refrescante y además aporta un sabor diferente que a mi en particular me gustó.


Mientras esperas los platos principales puedes ir matando el hambre con unas aceitunas que te traen a la mesa.
Pedimos una sopa de avena llamada: Sope Yho , estaba de verdad riquísima!!, además de avena llevaba pollo y zanahoria, venía muy bien presentada y un sabor inmejorable.



Como segundos probamos el salmón en salsa de naranja, que estaba también fresco , con naranja y una salsa agridulce que acompañaba muy bien al salmón.


También probamos Fesenyun, un plato muy típico persa, que es pollo en salsa de melaza de granada y nueces.
Aquí no me pareció tan bueno el plato, el sabor de la salsa se me asemejaba al tamarindo cuando es muy ácido, este plato fue demasiado ácido para mí, además se ve tan negro el plato que tampoco su aspecto es muy apetecible..


Para acompañar los platos segundos tomamos un arroz con arándanos rojos, estaba muy rico con el aporte agridulce de los arándanos:


El postre ya no pudimos probarlo porque ya estábamos llenas.
 
Mi comentario sobre los baños del restaurante no puede faltar.
Los baños son bastante pequeños, pero al menos están aceptables de limpieza y tienen suficiente papel y jabón.
 
Esta comida salió por 23 euros por persona, creo que la calidad del restaurante es buena, así que no está mal de precio. Aceptan tarjetas.
Fui un domingo a comer y había reservado mesa, pero no habría hecho falta, pero como nunca se sabe aquí tenéis los teléfonos de reservas: 915596812  y  676971937.
Dirección:  Calle San Bernardino 1 28015 Madrid.



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada